¿Es OA para Usted?

¿Eres un Comedor Compulsivo?

Ahora que has encontrado Comedores Compulsivos Anónimos (OA), te gustaría asegurarte de que nuestro programa es adecuado para ti. A muchos de nosotros nos ha sido útil contestar las preguntas siguientes para ayudarnos a determinar si tenemos un problema con la compulsión por la comida.

  1. ¿Como cuando no tengo hambre, o no como cuando mi cuerpo necesita alimento?
  2. ¿Me doy atracones de comida sin razón aparente, algunas veces comiendo hasta que estoy empachado o incluso me siento enfermo?
  3. ¿Tengo sentimientos de culpa, vergüenza o turbación por mi peso o por mi forma de comer?
  4. ¿Como razonablemente cuando estoy con otras personas y luego me aprovecho cuando estoy solo?
  5. ¿Está mi forma de comer afectando mi salud o la forma en que vivo mi vida?
  6. Cuando mis emociones son intensas, tanto positivas como negativas, ¿me descubro buscando comida?
  7. ¿Mi comportamiento con la comida me hace a mí o a otros desgraciados?
  8. ¿He usado alguna vez laxantes, diuréticos, pastillas de dietas, he vomitado, he hecho ejercicio de forma excesiva, me han pinchado, o he sufrido otras intervenciones médicas (incluida la cirugía) para tratar de controlar mi peso?
  9. ¿He ayunado o restringido severamente mi alimentación para controlar mi peso?
  10. ¿Fantaseo sobre cómo mi vida sería mucho mejor si tuviera un tamaño o peso diferentes?
  11. ¿Necesito masticar o tener algo en mi boca todo el tiempo: comida, chicles, caramelos, dulces o bebidas?
  12. ¿He comido alguna vez comida que está quemada, congelada o estropeada, de paquetes en el supermercado, o de la basura?
  13. ¿Hay ciertos alimentos que no puedo dejar de comer después de tomar el primer bocado?
  14. ¿He perdido peso con una dieta o “un período de control” sólo para pasar a continuación a períodos de comer descontroladamente y/o ganar peso otra vez?
  15. ¿Paso mucho tiempo pensando en comida, discutiendo conmigo mismo sobre si puedo comer o no, o lo que puedo comer, planeando la dieta siguiente o cura de ejercicio, o contando calorías?

¿Has contestado “sí” a varias de estas preguntas? Si es así, es posible que tengas o puedas llegar a tener un problema de compulsión por la comida o de comer en exceso

Comedores Compulsivos Anónimos es una hermandad de personas que, mediante las experiencias, la fuerza y la esperanza compartidas, se recuperan de la ingestión compulsiva de comida. Damos la bienvenida a cualquiera que desee dejar de comer compulsivamente. No hay cuotas ni tarifas para miembros; somos autosuficientes gracias a nuestras propias contribuciones y no solicitamos ni aceptamos donaciones externas. OA no está afiliado a ninguna organización pública ni privada, movimiento político, ideología o doctrina religiosa; no tomamos ninguna posición frente a problemas externos. Nuestro objetivo primordial es abstenernos de comer compulsivamente y transmitir este mensaje de recuperación a aquellos que todavía sufren. “OA es una Hermandad de hombres y mujeres que, compartiendo su experiencia, fortaleza y esperanza se están recuperando de su compulsión por la comida.

Damos la bienvenida a todo aquel que desee dejar de comer compulsivamente. No hay cuotas ni honorarios, nos mantenemos con nuestras propias contribuciones y no solicitamos ni aceptamos ayudas externas. OA no está afiliada a ninguna empresa, organización o movimiento político, ideológico o religioso. OA no tiene opinión referente a asuntos ajenos; no entramos en controversias.

Nuestro propósito primordial es abstenernos de comer compulsivamente y llevar este mensaje a los comedores compulsivos que todavía sufren”.

¿Es OA para usted?

Sólo usted puede contestar esta pregunta. Nadie puede tomar esta decisión por usted. Los que estamos ahora dentro de OA hemos encontrado un modo de vida que nos permite vivir sin la necesidad de un exceso de comida. Creemos que comer de manera compulsiva es una enfermedad progresiva que, al igual que el alcoholismo y otras enfermedades, se puede detener. Recuerde que no es ninguna vergüenza admitir que se tiene un problema; lo más importante es hacer algo al respecto.