Anonimato

Anonimato de los Miembros y los Medios de Comunicación

La Tradición más valorada de Comedores Compulsivos Anónimos (OA) es el anonimato personal a nivel público. Esto significa que la propia Hermandad no es anónima, pero sí sus miembros.

La Undécima Tradición de OA afirma: “Nuestra política de relaciones públicas se basa más bien en la atracción y no en la promoción; y para seguir dicha tradición, nuestros miembros tienen que mantener siempre el anonimato personal en lo referente a la prensa, radio, películas cine, televisión y otros medios de comunicación públicos”.

Los profesionales de los medios siempre han colaborado para establecer una tradición propia que ayude a los miembros de las hermandades de los Doces Pasos a preservar su anonimato. Esperamos que siga evitando identificar a los miembros de OA en sus artículos y entrevistas cuando dé cobertura al programa de recuperación. Le pedimos que cuando hable de OA, sólo utilice los nombres de pila o pseudónimos (indicados como tales) de los miembros de OA y que oculte las caras de aquellos que se identifican como miembros de OA en entrevistas delante de la cámara y en fotografías.

Protección del Anonimato en Entrevistas Impresas
Si su periódico o revista está escribiendo una historia sobre una reunión de OA, se debe preguntar previamente a todos los miembros del grupo si desean participar. Se pueden fotografiar espaldas, manos y pies (con permiso).

Protección del Anonimato en la Radio
Por razones obvias, proteger el anonimato de un miembro es más sencillo cuando no hay imágenes; el miembro simplemente no revela su nombre completo. Si así lo desea, la voz del miembro se puede enmascarar con un filtro distorsionador.

Protección del Anonimato en Televisión
Los métodos para proteger el anonimato de un miembro son los siguientes: sombra, silueta, codificación gráfica/cortinilla en mosaico, ángulo lateral/desenfocado, plano de manos, espalda y pies, perspectiva forzada y distorsión vocal.